Patricio Ferreira

Profesión/Oficio

Ingeniero Civil Industrial

Edad

Redes sociales

Postulación a

Partido político

Pacto

Comuna(s)

Descripción

Soy Patricio Ferreira Rivera, padre, esposo, Ingeniero Civil Industrial de profesión, y servidor público por convicción. De raíces profundamente humildes, soy el menor de 10 hermanos, hijo de padres abnegados y de orígenes campesinos, ninguno sabía leer ni escribir. Entré maravilloso mundo del conocimiento, de la mano de una mujer entrañable, la monjita “Teresa Vencille”, quién hizo su apostolado en uno de los barrios más pobres de Iquique, la histórica “Jorge Inostroza”, donde la vida me dio el regalo de conocerla.

Desde temprano entendí que para quienes venimos de abajo, todo cuesta el triple, que nada se ganaría sin el mayor esfuerzo y la mayor voluntad. Formé una familia muy joven, y fue haciéndome cargo de esta historia que, trabajando, ingresé a la universidad, primero para estudiar pedagogía, y luego ingeniería. Trabajé en todo lo que fuera necesario: cargador de Zofri, vendedor de helados, bombero en bencinera y hasta microempresario. Tras egresar, hice mi carrera en el sector minero, llegando a ser Superintendente en una importante firma privada. Con el afán de seguir mejorando, incluso viví en Australia y EE.UU.

Fue desde esta historia, que llegué a la profunda convicción que había que emparejar la cancha, que la desigualdad brutal que vive nuestro país, no es sostenible. ¿Cómo hacerlo?, ingresando en política, no para un beneficio privado, que no necesitaba, sino para articular un proyecto colectivo, para unirme a otras voluntades con el mismo fin, el de lograr un cambio estructural en nuestra sociedad, en perspectiva de avanzar a un país, más justo, democrático y desarrollado.

Es así como participé de distintas iniciativas, que me llevaron a ser hoy alcalde de mi ciudad, este Alto Hospicio que amo, porque he sido miembro y testigo, tanto de sus penurias, como de sus logros. Hoy, tengo un hogar en el sector de Autoconstrucción, junto a mi familia; pero que partió como un terreno en un campamento. Esa es la historia de nuestra ciudad, la de un pueblo pujante que está construyendo un sueño, desde las tierras áridas y olvidadas de nuestra pampa. Y ese es mi compromiso, poner mi corazón al servicio de este gran anhelo común, de seguir construyendo un Alto Hospicio mejor.

¡Comparte este perfil!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Ir arriba